La mayoría de los problemas con los pozos de agua se pueden dividir en tres categorías:

  1. Eléctricos
  2. Mecánicos
  3. Problemas con el diseño y construcción del pozo.
1. ELÉCTRICAS

Alrededor del 70% de los problemas en los pozos de agua, se deben a problemas eléctricos que involucran el motor, cables o los sistemas de control y arranque.

Es importante revisar que los cables de la bomba cuenten con un empate hermético para evitar un cortocircuito, un arco eléctrico o un riesgo de descarga eléctrica. Del mismo modo, el tamaño incorrecto de los cables puede provocar una caída de tensión, causando una tensión de alimentación, lo que puede provocar una falla prematura del motor.

Suministro de energía

Con respecto al suministro de energía entrante, la mayoría de los motores están clasificados para manejar +/- 10% del voltaje nominal. En algunos casos, como con el uso de un variador de frecuencia (VFD), se acepta una variación de voltaje de hasta 15%. Sin embargo, si la tensión está fuera del rango recomendado del producto, se corre el riesgo de un calentamiento excesivo de los devanados del motor, lo que puede provocar una falla molesta y reducirá en gran medida la vida útil del motor.

El alto voltaje también a menudo conduce a una mayor velocidad del motor, lo que provocará una mayor carga de la bomba y situaciones de sobrecorriente, mientras que las condiciones de bajo voltaje pueden evitar el arranque.

Mientras que los motores de la bomba y los controladores de la bomba pueden manejar una sobre tensión eléctrica moderada, los picos de energía como los rayos pueden causar daños severos y son casi imposibles de proteger.

2. MECÁNICOS

Este tipo de problema los causan elementos abrasivos como la arena y los sedimentos que pueden causar estragos en los componentes hidráulicos y en los cojinetes del sistema, lo que genera problemas mecánicos que pueden reducir el rendimiento del pozo.

Para esto es importante realizar un mantenimiento preventivo cada 18 o 24 meses, esto permite limpiar de forma oportuna todos los sedimentos y ampliar la vida del equipo de bombeo.

FUNCIONAMIENTO DE LOS INTERRUPTORES DE PRESIÓN

Otro problema mecánico común es el mal funcionamiento de los interruptores de presión. Cuando los propietarios notan una presión del agua baja o inconsistencia, la solución a menudo implica ajustar o reemplazar el interruptor de presión, así como garantizar que no haya obstrucción en la línea de presión del interruptor. El interruptor es el que indica a la bomba que arranque, o de lo contrario la detiene. Dependiendo de la presión en el sistema de bombeo de agua. Los problemas de presión de agua también pueden significar una válvula de retención incorrecta.

3. Problemas con el diseño y construcción

Los problemas del sistema en el bombeo de pozos de agua pueden se pueden atribuir a un tamaño inadecuado del sistema o a condiciones deficientes del pozo, como un pozo de bajo rendimiento, una pantalla bloqueada o condiciones de agua dura.

Otro ejemplo de esto, puede ser la colocación de una bomba de tamaño incorrecto, impidiendo proporcionar suficiente agua para satisfacer la demanda. Al mismo tiempo, para evitar una condición de exceso de bombeo, es importante nunca instalar una bomba que tenga una capacidad mayor que la del pozo.

Reconocer los síntomas de los problemas comunes de los pozos de agua puede ayudar a los contratistas y propietarios a identificar sus causas y seleccionar el curso de acción apropiado antes de que ocurra un daño significativo a la bomba y al motor del pozo de agua.

Contáctanos para coordinar una inspección

Hola, ¿en que te podemos ayudar?